Close

Enter a search request and press enter. Press Esc or the X to close.

Convalidación

Convalidación del Matrimonio Civil

Existen personas que pertenecen a familias católicas y que incluso son miembros activos de las parroquias o las escuelas a las cuales asisten, pero cuyos matrimonios no son del todo reconocidos por la Iglesia Católica. Como norma común, la Iglesia solicita que las parejas se casen en una ceremonia Católica, en presencia de un sacerdote o de un diácono. Por varios motivos, las parejas deciden casarse en una ceremonia civil o bajo las tradiciones de otra religión. Tiempo después, muchos de estos miembros católicos desean que sus matrimonios sean reconocidos oficialmente por la Iglesia. A este reconocimiento oficial de la Iglesia se le da el nombre de convalidación.

Si usted está interesado en la convalidación de su matrimonio, siéntase tranquilo al saber que es un proceso simple, particularmente si es la primera vez que tanto el novio como la novia se van a casar. El Código Canónico (leyes de la Iglesia) resume los puntos básicos del proceso de convalidación en los siguientes pasos:

  • Lo primero y más importante de todo: ¡Contacte el sacerdote de su parroquia! Él le dará una cita para conversar a fondo sobre su situación y determinar los pasos a seguir. El sacerdote estará, sin lugar a dudas, complacido de ayudarle a recibir la bendición de la Iglesia para su matrimonio.
  • Los esposos Católicos necesitarán obtener nuevas copias de la partida de bautismo de la parroquia donde ellos fueron bautizados (contacte dicha parroquia con su fecha de nacimiento y una fecha aproximada de bautismo; de esta manera, ellos podrán encontrar el archivo de su partida de bautismo). Puede que se necesiten otros documentos: el sacerdote de su parroquia le indicará cuáles son.
  • Si estuvo casado por la Iglesia antes de haberse unido a su pareja actual, debe proceder a obtener una nulidad matrimonial. Una decisión favorable (una “declaración de nulidad”) tiene que obtenerse antes de que su convalidación sea emitida. El proceso de nulidad no es tan difícil como muchas parejas temen; para este efecto y para saber si su caso es objeto de nulidad, el sacerdote de su parroquia le indicará qué hacer.
  • Debe completar un programa de Preparación Matrimonial (aun cuando se encuentre unido a su pareja por varios años). Elija cualquiera de las clases que ofrece la Arquidiócesis.
  • Elija el día y entorno que más le convenga para su ceremonia de convalidación. Aunque usted está consciente de que su convalidación representa un matrimonio legal y real, puede que quiera que su ceremonia tenga los toques de un matrimonio religioso, lo cual indica su regreso completo a la comunidad de la Iglesia. Una vez más, el sacerdote le será de gran ayuda en indicarle lo que a usted más le conviene.
  • Reciba el Sacramento de la Reconciliación. Las parejas que se han unido fuera de la Iglesia, tienden a estar alejadas de los sacramentos por un largo período de tiempo. ¡Véalo como una oportunidad para empezar de nuevo!
  • ¡Disfrute de su ceremonia! Usted está buscando un mejor acercamiento a Cristo y a su Iglesia, y a la misma vez estableciendo una mejor fundación para su matrimonio y su familia. ¡Esta es una ocasión perfecta para celebrar con familiares y amigos!

Si tiene alguna pregunta, por favor contacte a Lina Zuluaga llamando al 646-794-3199 o escribiendo un correo electrónico a Lina.Zuluaga@achny.org.

loading